FORO E-MAIL

 

 

 

Bienvenid@s a EL-TOMATE.NET, tu rincón dedicado al tomate...

 

Enfermedades- Bacteriosis

 

Bacteriosis (Bacterias en plantas)

chancro

Chancro bacteriano del tomate (Clavibacter michiganensis)

Puede afectar a plántulas que presentan síntomas de marchitez y muerte.

En plantas adultas se marchitan las hojas inferiores. En tallo, en ocasiones se observan chancros oscuros, longitudinales y abiertos que pueden exudar un líquido amarillo al realizar un corte longitudinal al tallo. En fruto, aparecen manchas en forma de "ojo de pájaro" de 3 a 6 mm de diámetro, con el centro oscuro y halo amarillo.

mancha

Mancha negra del tomate (Pseudomonas syringae p.v. tomato)

En hojas, se forman manchas negra de 1-2 mm de diámetro y rodeadas de halo amarillo que pueden confluir. En tallo, peciolos y bordes de los sépalos también aparecen manchas negras de borde. Solo son atacados los frutos verdes en los que se observan pequeñas manchas (de 1 mm) deprimidas. El viento, lluvia, gotas de agua y riegos por aspersión diseminan la enfermedad.

sarna

Roña o sarna bacteriana (Xanthomonas campestris p.v. vesicatoria)

Provoca manchas negras en todas las partes aéreas de la planta igual que Ps. tomato pero en general, más grandes y regulares. El diagnóstico en campo se distingue de Ps tomato por el tamaño de las manchas y si es ataque avanzado en fruto, por los grandes chancros pustulosos característicos.

podredumbre

Podredumbres blandas (Erwinia carotovora subsp. carotovora)

Penetra por heridas, provocando generalmente podredumbres acuosas, blandas que suelen desprender olor nauseabundo. En tomate se observa exteriormente en el tallo manchas negruzcas y húmedas. En general, la planta suele morir.

El ataque de las bacterias a nuestras plantas de tomate no suele ser tan habitual como las enfermedades producidas por los hongos. Junto con los virus, los hongos y las bacterias son los tres factores que enferman nuestras tomateras.

Según la bacteria que nos afecte los síntomas son diversos, pero en general los síntomas son: manchas, podredumbres blandas y mal olor.

Normalmente los daños no suelen ser muy grandes, pero si no prestamos atención nos pueden arruinar tomateras enteras.

 

Métodos de control:

- Para los aficionados del cultivo del tomate, no existen productos eficaces para tratar las bacterias, por eso la mejor medida es la prevención.

- Los tratamientos cúpricos favorecen la ausencia de plagas bacterianas.

- A ser posible sembrar semillas resistentes y emplear plantones sanos de viveros de confianza.

- Regar adecuadamente, abonar en la medida justa, mantener nuestros cultivos limpios, consiguen que nuestras tomateras estén sanas y fuertes y más resistentes al futuro ataque de patógenos.

- Tener precaución en la poda y en los cortes de la planta, por esas heridas se introducen las bacterias. Aplicar Oxicloruro de cobre en las grietas actua como protección.

- Si aparecen zonas de las plantas afectadas, extirparlas cuanto antes, si es necesario arrancar la planta y quemarla. Es mejor amputar un miembro, que perder la cosecha.

licencia  Copyright © 2009